SUELO RADIANTE

ALTA TECNOLOGÍA EN LA CONSTRUCCIÓN

Qué es el Suelo Radiante

El suelo radiante es uno de los sistemas de calefacción más eficientes, por lo que se utiliza masivamente en Europa. En países que poseen alta tecnología en la construcción como Alemania o Suiza más del 50% de las construcciones se calefactan con este sistema.

 

El suelo radiante consiste en una tubería que discurre empotrada por la superficie a calefactor. Esta tubería conduce agua a baja temperatura (la gran diferencia con otros sistemas de calefacción) producida por una caldera o grupo térmico que puede ser geotérmico, de biomasa, de gasóleo, de gas, eléctrico…

Las numerosas ventajas del Suelo Radiante

Distribución ideal de la temperatura de abajo a arriba aprovechando el bienestar del calor en los pies.

Seguridad frente a quemaduras de radiadores para niños y ancianos.

Estética que evita los molestos radiadores y suponen foco de polvo siempre difícil de limpiar.

No ensucia las paredes, puesto que no se producen las corrientes de aire.

Libertad en la elección de suelos que más se deseen.

Ecológico, pues permite ahorro de combustible y es posible combinarlo con sistemas de producción de calor tales como paneles solares, geotérmicos, biomasa y otras energías alternativas.

Historia del Suelo Radiante

Esta técnica se utilizaba en el siglo XII antes de Cristo.

En España en la Edad Media también se utilizó un sistema de conductos bajo el pavimento por los que se hacía circular aire caliente y gases fruto de la combustión de paja o similares.

Debido al bienestar que proporcionaba la gente que lo disfrutaba decía que “estaba en la gloria”, de ahí la denominación de ese sistema de “las glorias”.

¿Quieres colocar Suelo Radiante en Zamora? Contáctanos